El diseño de tu eBook: tipo de letra

máquina de escribir, fuente, letras, tinta

Cuando los lectores de libros electrónicos compran tu libro, tienen una expectativa de no sólo el contenido sino también del diseño del mismo. Independientemente del tipo de letra que elijas para tu manuscrito de libro electrónico, una vez que conviertes el archivo a ePub, ellos tendrán el control.

Uno de los grandes beneficios de la lectura de libros electrónicos sobre los libros de papel es la cantidad de control que se tiene sobre la parte más importante de un libro: el texto. Este hecho quizás frustre a los diseñadores de libros, pero es genial que ellos pueda interactuar con tu producto. Por eso ten en cuenta lo siguiente:

Tipo de letra

Selecciona un tipo estándar, mejor si es Arial, Times New Roman o Courier, ya que te garantiza la máxima facilidad de lectura en cualquier dispositivo y a través del texto. Si deseas incluir elementos como negrita, cursiva o subrayado es mejor que conozcas tu menú de diseño en la barra de herramientas. No selecciones fuentes de lujo que podrían verse bien en tu manuscrito pero tus lectores sólo tratarán de descifrar extraños caracteres y símbolos incrustados por todo el texto.

Tu eBook se metería en un gran aprieto y arriesgarías no sólo tu diseño, sino también el contenido. No te pongas creativo en esta parte, guárdalo para el desarrollo de la trama.

Tamaño

El tamaño de la letra también lo puede personalizar el lector. Pero es mejor que desde tu edición selecciones un tamaño de 12 puntos para el texto principal y un 14 o 18 para los títulos de los capítulos.

La psicología detrás de las letras

¿Sabías que cada fuente tiene un impacto psicológico específico? Todos y cada fuente se siente diferente. Aunque ellos tengan el poder de elegir, si al abrir las páginas no sienten necesidad de realizar un cambio, todo marchará mejor entre esa relación entre el escritor, el personaje y el lector. Todo lo que haces con la tipografía – desde las fuentes hasta el espacio entre letras – tiene un impacto en la experiencia de sus usuarios a nivel psicológico y emocional. Echemos un vistazo a cómo se puede utilizar la tipografía en forma resuelta para el máximo impacto.

Serif

Si observas detenidamente lo que escribes con esta fuente, te darás cuenta que algunas de las partes superiores e inferiores tienen líneas adicionales -remates- sobre las normales. Esta se considera como un tipo de letra serif y da la sensación de formalidad. Un ejemplo de este tipo sería la Times New Roman.

Ten cuidado al utilizarlas en pantalla, porque debes asegurarte que en el cuerpo del texto sean lo suficientemente grandes y espaciadas para una experiencia de lectura fluida.

letra, fuente, blanco, negro

Sans Serif

Si la fuente no tiene ningú remates, se considera que es un tipo de letra sans-serif. Mientras remates interrumpen el flujo de la lectura de una pantalla, las Sans Serif son geniales para las pantallas. La lectura se transforma en un proceso claro e intuitivo. Puedes utilizarla para encabezados o cuerpo del texto de la pantalla. Muchas veces se verá informal y quizás no sea la opción para un libro de ensayo o para algo enfocado a lo empresarial, pero sí para libros electrónicos más personales y blogs.

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*